Echeverri, Clemencia

clemencia

Sacrificio, 2013. Video instalación de seis canales, sonido 5.1. 15 min. Cortesía de la artista.

 

CLEMENCIA ECHEVERRI (Colombia, 1950)

 

Realizó estudios de pregrado en Artes en Colombia y de maestría en Chelsea College of Arts, Londres. Ha sido docente de Artes en las Universidades de Antioquia y Nacional de Colombia desde 1982. Entre sus exposi­ciones están: Cosmovideografías Latinoamericanas, Juegos de Herencia/ un canal. CENART México, D.F. (2013); Versión Libre, nominada al Premio Luis Caballero, Bogotá (2011); Juegos de Herencia, Alonso Garcés Galería, Bogotá (2011); Frontera/ Medellín, MDE11, Medellín (2011); Visiones de la memoria, Treno y Acidia, Galería GAK, Bremen (2011); Voz, Bienal de Liverpool, Inglaterra, (2010), y Actos del Habla, Museo de Arte Universidad Nacional, Bogotá (2009). Su obra hace parte de las colecciones Daros–Latinamerica y MOLAA Museo de Arte Latino Americano de los Ángeles, entre otras.

 

Entrevistadora:  Mariangela Méndez

 

MM: En su obra hay un prolongado trabajo de investigación de la realidad antes de llegar a la pieza terminada. ¿Puede hablarnos de lo que busca en su obra con este elemento documental?

 

CE: Cuando inicio un proceso de creación lo hago con el ánimo de indagar eventos insuficientemente documentados, busco una imagen plástica que presentimos circula por lugares de la memoria particular y que se expresa opuesta al seguimiento de acciones y narración de historias. Es una imagen que no está hecha para representar sino para interrogar la fuerza de los lugares que han trazado marcas desde el desacuerdo y el conflicto, explorando en la materia la corporalidad y la vida activa.

Siempre he sentido que la realidad es un asunto relativo y que contemporáneamente esta mediada por los medios de comunicación. Me interesa atravesar niveles que permitan acercarme como testigo a otros tiempos y ritmos que aún persisten en el presente, para ello me valgo del viaje, de la potencia de los sentidos y del contacto para descomponer y revivir.

 

MM: Hay un elemento que se repite en algunos de sus videos y es el uso de la oscuridad, tanto a nivel visual como metafórico. ¿Puede hablarnos de esto?

 

CE: En el proceso de desarrollo de las obras me encuentro a menudo con lo hermético, con que la imagen y el sonido se repliegan, con que las circunstancias que los rodean no se dejan ver ni oír de manera nítida. Los espacios que nos han pertenecido, que hemos vivido en muchas situaciones a lo  largo de los años se expresan a destiempo; los eventos del pasado se renuevan y el presente queda convertido en una superposición de historias. De forma intermitente, frágil y casi invisible, estos tiempos se me presentan volviendo una y otra vez, apareciendo y desapareciendo.

Cuando interrogo una imagen que tengo en frente veo que se repliega produciendo dificultad para ser vista, para reconocer su momento y origen. Esta imagen, ya sea a la distancia o en primer plano, por momentos la percibo en foco, nítida y transparente pero al mismo tiempo me muestra otra cara, se manifiesta imprecisa, como penumbra, sombra… como mera oscuridad.

 

MM: Para usted también es muy importante la forma en que las obras se presentan, su carácter instalativo. ¿Puede hablarnos de la forma en que estos videos cambian cuando hacen parte de una instalación?

 

CE: Durante la producción de la obra, el problema del espacio está presente desde su escala, distancia y ritmo. En la medida en que el material se va ampliando y completando, los tiempos de la imagen y el sonido se van desarrollando en sus propias coordenadas. Al llegar a la edición el material ya trae ejes que proponen la construcción de la obra en sintonía con el espacio físico seleccionado. De esta forma desarrollo procesos propios para la disposición espacial de cada una de las obras que estoy trabajando.

En la producción de una instalación hay un elemento crucial: el espectador en movimiento. Para establecer contacto entre imagen, sonido y espectador tengo en cuenta problemas de la escala de la proyección, el espacio de circulación, el tiempo de la mirada, la atención ante la simultaneidad, la cuestión de la sincronía, si lo amerita, y el lugar del sonido. Se trata de desarrollar un montaje que sostenga el sentido de la obra y que para el espectador sea un estímulo a imaginar.

 

www.clemenciaecheverri.com

 

Lugar de exposición: Casa del Encuentro